8 Cosas que no sabías del vino, ¡te van a sorprender!

Share on facebook
Share on twitter

Vino, el elixir de los dioses, la bebida que puede disfrutarse solo o acompañado. Frio o caliente, las opciones son interminables, cada tipo de vino tiene sus idiosincrasias, su sabor, y su propia personalidad.  No solo es un placer que los seres humanos nos damos en nombre del dios Baco; también resulta que es algo muy saludable, por supuesto, no en exceso. Habiendo dicho esto, hay cosas que quizás no sabías acerca del vino, a continuación, te quitaré la curiosidad: 

  1. Aunque no lo creas, el vino es en realidad incoloro. El color que llega a tener se consigue gracias al proceso de fermentación de la uva, es de hecho en este proceso donde verdaderamente se determina el color final del vino. 
  2. Cuando se abre una botella de vino, el dejar que se aire no hace que aumenten las propiedades del vino debido a que el cuello de la botella no es tan amplio como para qué el aire haga contacto con el vino. Si lo que quieres es que un vino respire, lo tienes que hacer en la misma copa donde lo tomarás. 
  3. El vino se produce en todos los continentes, incluyendo la Antártida. El continente donde más se produce, claramente es Europa, ocupando Francia el primer lugar, seguida de Italia y finalmente España. En América los mayores productores son Estados Unidos, Argentina y Chile, China en Asia, Australia en Oceanía y Sudáfrica en África. 
  4. Aunque no lo creas, uno de los mejores lugares para añejar el vino es bajo el mar. Esto se comprueba al ver lo bien preservadas que están tanto las botellas como el vino encontrados en barcos naufragados. De hecho, existen bodegas submarinas que aprovechan las temperaturas y presión del agua, así como la salinidad, la falta de ruido y luz haciendo que el vino evolucione lentamente hasta convertirse en vinos frescos y jóvenes con sabores más suaves.
  5. Botella de vino que se abre se toma. Tomarse una botella de vino, no terminarla y guardarla en el refrigerador es un proceso que te aguantara dos o tres días antes de echarse a perder. Esto se debe a que el oxígeno que queda sobrando apaga el sabor del vino hasta finalmente oxidarlo. Existen aparatos o dispositivos que puedes usar para que te aguante; pero estos no son recomendados. 
  6. La botella de vino más cara en el mundo, a la actualidad es una botella de Romaní Conti, de la región de Borgoña del año 1945. Solo se realizaron 600 botellas y la botella más cara fue vendida en una subasta de Sothebys por la cantidad de $558,000 dólares o $10,762,871 pesos mexicanos. 
  7. El vino que tomamos ahora no se parece en nada al que tomaban en la antigüedad, ese vino era una mezcla de agua, vino mosto y a veces se le ponía miel. Por ende, ni siquiera tenía el mismo sabor y este era mucho más fuerte que el actual. 
  8. Aunque los métodos para preservar las uvas durante el invierno han ido evolucionando, la realidad es que son las avispas las que realmente han preservado el vino a lo largo de la historia. Esto se da gracias a que a las avispas les gustan los hongos y levaduras con las que es posible la fermentación. Estas larvas y levaduras crecen durante el verano y durante el invierno las avispas les dan a sus larvas este alimento ya masticado, preservándose en el estómago de las larvas durante el invierno. Este proceso se repite cuando las larvas se convierten en avispas. Obviamente en la actualidad hay otros métodos, pero en sus inicios esta era la forma de preservar las uvas durante el invierno, obviamente con sus limitaciones. 

Ahora tienes un poco más de información acerca del vino, recuerda que, como cualquier cosa en la vida, este tiene sus reglas y procesos a seguir no solo para su degustación sino también para preservarlo.  Si quieres una botella de vino tinto o blanco, y no quieres salir de tu casa, recuerda que con tú app Royal puedes pedir una botella de vino directamente a tu casa. Solo recuerda que como cualquier bebida alcohólica siempre es mejor con moderación. 

×

Antes de continuar, por favor confirma tu mayoría de edad